PERROS

                                                                                            

B A N D O

DOÑA PILAR LLEYDA ZANUY, Alcaldesa – Presidenta del Ayuntamiento de Estadilla, provincia de Huesca,

HACE SABER:

Ante el aumento número de protestas presentadas en esta Alcaldía y dado el mínimo interés presentado por los propietarios de perros con respecto a los actos que los mismos realizan, se han dictado las siguientes medidas, en cumplimiento de las competencias municipales:

PRIMERO: Se recuerda el cumplimiento de la Ley de la C.A. de Aragón 11/2003, de 19 de marzo, de Protección Animal.
SEGUNDO: Los propietarios o poseedores de perros están legalmente obligados a censarlos en los Servicios municipales correspondientes y a proveerse de la Tarjeta Sanitaria Canina.
TERCERO: Se entenderá perro vagabundo aquel que no tenga dueño conocido, domicilio, ni esté censado, o aquel que circule sin ser conducido por una persona en el interior de la población.
CUARTO: Los perros irán obligatoriamente provistos de correa o cadena y collar con la medalla de control sanitario y llevarán bozal cuando la peligrosidad del animal o las circunstancias sanitarias así lo aconsejen.
QUINTO: Como medida higiénica ineludible, se recuerda a los propietarios de perros que dentro de la población deberán impedir que estos depositen sus deyecciones en las vías públicas, jardines, etc., y en general en cualquier lugar destinado al tránsito de peatones.
SEXTO: El Ayuntamiento de Estadilla, tiene suscrito con la Diputación Provincial de Huesca, un convenio por el que la perrera provincial, periódicamente y sin previo aviso pasaran por las vías públicas del casco urbano capturando a los perros que incumplan la normativa legal vigente.
SÉPTIMO: La Ordenanza fiscal número 35, regula expresamente la prohibición que los animales domésticos realicen sus deposiciones sobre las aceras, parterres, zonas verdes o terrizas y restantes elementos de la vía pública destinados al paso o estancia de los ciudadanos, estableciendo expresamente que los propietarios o tenedores de animales, deberán recoger y retirar los excrementos, limpiando la vía pública que hubiesen ensuciado. Los propietarios son directamente responsables de los daños y/o afecciones a personas y cosas y de cualquier acción que ocasione suciedad en la vía pública por los animales de su pertenencia. En ausencia del propietario, la responsabilidad recaerá en la persona que condujese al animal en el momento de producir éste las acciones descritas en el apartado anterior, la ordenanza señalada establece en su artículo 11, la regulación de las infracciones.
OCTAVO: Se recuerda a la población que el incumplimiento de la Orden señalada, este BANDO y Ordenanza municipal, lleva consigo el inicio de expediente administrativo sancionador, todo ello sin perjuicio de las acciones civiles o penales que se determinen según la naturaleza de la infracción.

Lo que se hace saber para general conocimiento de la población.

Estadilla a, uno de agosto de dos mil diecinueve. LA ALCALDESA-PRESIDENTA.- Fdo.: Pilar Lleyda Zanuy.

Comments are closed.