INICIO > TURISMO > QUÉ VER, QUÉ HACER > CULTURA Y PATRIMONIO > SANTUARIO DE LA CARRODILLA

SANTUARIO DE LA CARRODILLA

El santuario de la Virgen de la Carrodilla se encuentra en esta Sierra que lleva su nombre.

Según la tradición tiene su origen en la aparición de la Virgen a dos carboneros que iban a hacer leña al monte.

La Virgen se apareció sobre su carro y les pidió que se erigiera allí un santuario para venerarla.

Dieron cuenta a los vecinos de la villa de Estadilla, pero éstos no sólo no les creyeron, sino que se mofaron de ellos. Cuando regresaron ante la Virgen, ésta hizo un prodigio para que fueran creídos: la mano de uno de los carboneros quedaría pegada a su mejilla de modo que no habría fuerza humana capaz de despegarla. Así les creyeron y se erigió allí un santuario.

La tradición de la aparición de la Virgen se remonta a finales del siglo XIII, según los textos más antiguos. Desde entonces muchas han sido las reformas que han tenido lugar en el Santuario.

El templo actual, erigido entre los siglos XIV y XV a juzgar por los elementos arquitectónicos que lo integran, está compuesto por una nave a la que se abren ocho capillas añadidas con posterioridad. El interior destaca por la armonía de sus proporciones, por el excelente trabajo de cantería y por la sobria elegancia de los nervios de la bóveda y los soportes en los que éstos apean.

En el presbiterio se halla el camarín de la Virgen, recientemente restaurado.

Junto a él brotaba de la piedra, de forma inexplicable, un aceite de color amarillento. A él se le atribuían propiedades milagrosas como la de poder sanar enfermedades. Por ello, su fama se extendió por gran parte de España.

El coro comunica laIglesia con la casa de los propietarios de la Carrodilla.

La antigua hospedería de la Carrodilla se encuentra actualmente en desuso, así como las cuadras que se han rehabilitado como estancias para las romerías.