INICIO > TURISMO > QUÉ VER, QUÉ HACER > CULTURA Y PATRIMONIO > ARTE RUPESTRE

ARTE RUPESTRE

Abrigo del Forau del Cocho

Siguiendo la ruta al Santuario de La Carrodilla (link a la ruta) y a escasos 10 minutos a pie de allí, se conservan los abrigos del Forau del Cocho, ambos con Arte Rupestre prehistórico. Fueron descubiertos en 1984.

Estas singulares pinturas rupestres pertenecen al estilo esquemático (5000 – 1500 a.C.) Surgieron de la mano de grupos del Neolítico (conocedores de la ganadería y la agricultura) y de la Edad de los Metales, que accedieron a estas recónditas cavidades para plasmar sus creencias y su particular visión del mundo. Resulta característico el alto grado de sintetización y de abstracción al representar, entre otros, un ciervo, una cabra, puntos, líneas, manchas…

Todas las pinturas rupestres de la sierra de La Carrodilla son de tonos rojizos. Gracias a las investigaciones sobre los pigmentos de las pinturas prehistóricas del Laboratorio de Análisis e Investigación de Bienes Culturales del Gobierno de Aragón, sabemos que los pintores neolíticos emplearon pigmentos naturales: óxido de hierro para los rojos y carbón, hollín y óxido de manganeso para los negros.

La pintura se aplicaba a la pared mediante pinceles, cepillos, ramas, raíces o con los dedos.

Abrigo del Engardaixo

Se ubica en la sierra de La Carrodilla, en una de las paredes del barranco del Cieguez, muy próximo al antiguo camino entre Estadilla y la localidad ribagorzana de Calasanz.

Aproximadamente hacia el 5000 a.C. llegan hasta aquí los primeros asentamientos neolíticos. Ello supuso la introducción de una nueva forma de expresión pictórica: el Arte Esquemático. Su vigencia se extendió en estas tierras hasta el 1500 a.C.

El conjunto lo componen principalmente trazos rectilíneos y manchas. Lo completa algún signo de difícil interpretación así como un posible antropomorfo y varios cuadrúpedos.

En 1998 la UNESCO declaró Patrimonio Mundial al Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. El Engardaixo se incluye en este importante conjunto, el más extenso de Europa.

El objetivo de esta declaración no es otro que catalogar, preservar y difundir sitios de importancia cultural excepcional para la herencia común de la humanidad.